Hoy en horas de la mañana en el Monumento a la Constitución de la República, en San Salvador, en conferencia de prensa PRO-VIDA manifiesta ante la comunidad nacional e internacional:  La Asociación Salvadoreña de Ayuda Humanitaria (PRO-VIDA), desde su fundación hace 34 años, con y desde las comunidades, lucha por la justicia social para que haya agua y salud, para todas y todos.
El pasado 5 de junio de 2018 se puso en evidente peligro el Derecho Humano al Agua, ya que los diputados de los partidos políticos de derecha: ARENA, PCN, GANA y PDC, aprobaron en el seno de la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático de la Asamblea Legislativa, dejar de lado la discusión de la Ley General del Agua y los 92 artículos ya consensuados, para tomar como base de discusión una nueva propuesta de ley llamada “Ley Integral de Aguas”, cuyo contenido es privatizador, dando facultades administrativas a privados, siendo el agua un bien público.
Ante esta decisión, inmediatamente diversos sectores religiosos y sociales, alzamos la voz como: el Foro del Agua, la Alianza Contra la Privatización del agua, la iglesia católica, iglesias evangélicas, la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), sectores académicos como la Universidad de El Salvador, la UCA, PRO-VIDA misma, nos pronunciamos en contra de que se dejara de lado la Ley presentada y los artículos ya debatidos y aprobados.
La Asociación PRO-VIDA como parte del Foro del Agua, de la Alianza Nacional Contra la Privatización del Agua y de la Mesa para la Defensa de Derechos Humanos y del Medio Ambiente de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), manifiesta con preocupación que en base al historial de privatizaciones de bienes del estado que ha sufrido el país, donde hoy se lucran reconocidas empresas violadoras de derechos humanos, con denuncias por corrupción e ilegalidades, nos lleva a concluir que las intenciones de las gremiales empresariales de estar administrando la ley de aguas, es una maniobra para tener el control del agua en el país y favorecer a sus empresas comercializadoras del agua, evadir pagar por el uso del agua y tomar decisiones en favor de los sectores empresariales.
Por todo lo antes expuesto exigimos:
1. Que se apruebe el anteproyecto de la Ley General de Aguas que reconoce la gestión pública y comunitaria del agua.
2. Que esta legislación ratifique los 92 artículos que fueron aprobados por la legislación anterior en la discusión de la Ley General de Aguas.
3. Dado que el agua es un Derecho Público, exigimos que la empresa privada no sea incluida en el ente rector de la ley de aguas ante las claras pretensiones de lucrarse a través de la comercialización del agua en el país en detrimento de la población.
4. Que se reconozca el agua como un derecho humano en la Constitución de la Republica.
5. Que los diputados de los partidos ARENA, PCN, GANA y PDC desistan de imponer y apoyar a la empresa privada en sus intenciones de privatizar el agua en el país por medio de la propuesta de la Ley Integral de Aguas.
Como Asociación PRO-VIDA reafirmamos nuestro compromiso de seguir luchando con y desde el pueblo por la justicia social.
San Salvador, 14 de septiembre de 2018.

SHARE